TE AMO IMBÉCIL…relatos de mujeres PARTE I

el

20140225-045217.jpg

NOTA PREVIA IMPORTANTE: Antes de que lean mi nuevo artículo, quiero aclarar a todas las arjonianas que enmierdan mi blog y que me tratan de amargada porque supuestamente “no entendí” la letra de las canción de Arjona sobre la menstruación, que no lo odio, no lo quiero prohibir y que esto es simplemente un blog, si no les gusta no lo lean, ahora si quieren seguir favoreciendo mis estadísticas de visitas sigan metiéndose y no entendiendo nada.
Lo que escribo a continuación son historias no necesariamente propias ni necesariamente reales, para que después no crean que estoy despechada o esas palabras arjonianas que las excita tanto.
No odio a los hombres, es más, soy adicta a ellos y me rodeo de puros exquisitos así que relájense que esto no es “odio camuflajeado” a ningún macho.
Aclaradas las weas, prosigo…

En cualquier etapa de la vida, a las mujeres nos llama la atención un tipo que, por decirlo suavemente, no valía la pena. En palabras más claras nos fijamos en un “Reverendo imbécil” (como los llama con tanta gracia mi amiga Paula). El problema es cuando pasamos de sólo “fijarnos” en ese weón, a enamorarnos de él.
Aquí algunas historias relatadas por mujeres que cayeron en las redes de estos “ejemplares”, pero q sobrevivieron para contarlo.

EL IMBECIL MAMÓN
Lo estaba esperando para pasar juntos el primer 14 de febrero. Llevábamos saliendo como 3 meses ya.
Todo era perfecto, yo había ido a su casa, su familia ya me conocía. La única lata es que su mamá lo amaba exageradamente y veía en él un marido, ya que el de ella se había ido con otra.
Empecé a cachar que ella estaba un poco celosa, pero pensé que era normal, sobretodo porque era hijo único.
Preparé un ambiente mega hot en mi departamento para que fuera un día de san Valentín inolvidable. Compré champaña, frutillas, chocolate para derretir y una ropa interior infartante. Estábamos ansiosos de que llegara ese día.

El mino le comentó a su mamá que estaba entusiasmado conmigo y le pidió que lo ayudara a elegir un regalo para mí. Tierno el weón.
El día 12 de febrero la señora se empezó a sentir mal, le dolía como “cerca del corazón” pero no quiso molestar al hijo y no aceptó ir a la clínica. El día 13 ella empeoró y le confesó al hijo que le dolía el corazón por “falta de amor”. El pobrecito me llamó contándome que su mamita estaba sufriendo tanto que al día siguiente llegaría un poco más tarde a mi departamento y que tal vez no podría pasar la noche conmigo.
Como era de esperar, el 14, la mamita le preparó su comida favorita y le pidió q la acompañara, a lo que el wea (de 27 años) accedió. Me llamó esa misma noche y lo mandé a la mierda. Acto seguido suena mi celular. Era la iñora que me dice lo siguiente: “Quiero pedirte que no te dejes una guagua de mi hijo. Eres muy vivida y él es mi apoyo, tú no eres para él”
Acusé a la bruja de mierda sobre la misma, y el pastelito textual me responde: “No inventes cosas de mi mamá. Estás picada porque preferí quedarme con ella. No entiendes que se siente solita y andas inventando cosas”

Me quedé con la champaña helando, el chocolate derritiéndose y con las ligas puestas.
El día 15 llegó con un ramo de rosas y un peluche espantoso y me dijo: “Mi mamá me asesoró con los regalos y dice que ya se siente perfecta”
Ambos regalos a la basura, una cachetada por weón y una frase que jamás olvidará: “Pídele a tu mamita que te haga nanai y otras cositas empelota, a mí déjame tranquila saco de weas”
P.D: Nunca más lo ví, y años después supe que se había casado y que duró 5 meses. El mino hoy vive adivinen con quién…exacto, con la vieja de mierda.


EL IMBECIL INDOLENTE

Me enamoré de él a penas lo ví. Era un rubio maravilloso, y tenía los ojos más lindos que el mismísimo Gael García.
Nos conocimos en un carrete en enero, como hace tres años en un bar de una playa. La cosa es que enganchamos inmediatamente. Teníamos tanto en común, misma música, misma opinión política, viajes similares… yo pensé, este weón es pa mí!
Era un caballero conmigo y me tenía loca.
Empezamos a pinchar. En el sexo era perfecto, era atento, rico, etc.
Al mes empecé a notar un poco de desinterés. Ya no me decía que yo era “su sueño”, no me llamaba y claramente me evadía.
Llegó marzo y como yo estudiaba en Santiago y él vivía en la playa, dejamos de vernos tan seguido.

Yo seguía enamorada y le decía cosas lindas, a lo que él no respondía. Le ofrecía visita casi todos los fines de semana y él siempre tenía una excusa para no poder recibirme.
Yo pescaba mi auto y me pegaba el pique por el día a la playa a verlo. Él de malas ganas me saludaba de beso. Teníamos sexo y era pésimo. El weón era un egoísta, me decía que no pasaba nada pero se notaba una distancia que me dolía enormemente.
Seguí enamorada, viajaba en mi auto por el día a verlo para que con raja me diera un beso.
Me devolvía el camino manejando y llorando. Sola, rechazada.
Un día lo encaré y me puse a llorar frente a él. Le preguntaba que qué había pasado, y él no fue capaz de abrazarme, no secó mis lágrimas y sólo me dijo… “pucha no sé qué decirte y me tengo que ir porque tengo que ir al gimnasio”. Al gimnasio podía ir cualquier día el csm!
Conocí a mi actual pololo y no hablé más con el imbécil indolente, que me veía sufrir, gastar plata, viajar a verlo y no le interesaba.
Cuando el saco de weas se enteró que estaba pololeando se me declaró. Me pidió perdón y me dijo que yo era el amor de su vida… Volví a verlo, nos dimos unos besos, le pedí un tiempo a mi pololo y obviamente el imbécil volvió a desaparecer.

Lo saqué de mi vida con mucho esfuerzo, psicólogo y hasta apoyo de mi actual pololo.
Hace unos días me saludó por whatsapp y le respondí que no me hablara nunca más, porque me había costado mucho superar el daño que me había provocado su indeferencia. Su respuesta fue: “Ok, que cuática fuiste siempre”
Puta el imbécil grande!

EL IMBECIL FLOJO
Me lo presentó una prima muy querida. Era un tipo con carácter, y de una oratoria fantástica, muy culto y profesional. Vivía con su mamá, según él de regalón. Hasta amoroso lo encontré.
Empezamos a salir y un día me contó que había renunciado al trabajo porque un jefe lo había humillado. Lo encontré notable, un hombre con dignidad, orgullo y que no dejaría que nadie le pusiera el pie encima.
Me titulé a los tres meses que llevábamos pololeando y conseguí una buena pega en el norte. Me daba una pega negra irme e interrumpir mi linda relación. No quería separarme de él porque ya llevaba dos meses sin trabajo y dejarlo sólo podría aumentar su dolor y frustración.
Me dijo: “Yo me voy contigo al fin del mundo”. Yo no podía más de amor. Que hombre tan aperrado, tan leal.

Llegamos al norte y todo fue fantástico los primeros seis meses. Por la pega me pagaban el arriendo de un departamento maravilloso con vista al mar. Salíamos a comer y comprábamos cosas lindas para decorar nuestro nidito de amor.(la acción de comprar la hacíamos ambos, la de pagar yo)
Lo único que me inquietaba era que llevábamos seis meses en el norte y él no encontraba trabajo. Y si sumábamos los dos meses de cuando vivíamos en Talca, eran ocho meses de cesante y que yo había tenido que pagar absolutamente todo.
Un día conversé con él muy respetuosamente para no herirlo, le dije que ya no podía seguir corriendo con los gastos yo sola y que no veía de su parte interés en trabajar.

Me gritó, me dijo que era una mierda de mujer, que no lo apoyaba, etc. Le pedí disculpas y traté de olvidar el asunto.
Quisimos cambiar el auto. La verdad, él quería. Compré un jeep caro con un bono que me gané en el trabajo.
Estaba feliz mi pololo, pero de mala suerte, un día salió y lo chocó.
El arreglo me salió un ojo de la cara y la mitad del otro porque no tuve plata en su momento para pagar el seguro del auto famoso. Mi pololo me trató de irresponsable por no haber contratado el seguro. Esa wea me dio rabia.
Ya llevaba él un año y tres meses sin conseguir pega.
Mi amor empezaba a diluirse porque dejé de admirarlo.
Volví a hablar con él y se enojó a tal punto que se regresó a vivir a Talca.
Yo estaba enojada y no lo busqué durante dos semanas, pero ya no aguantaba más y quise recuperar mi relación.
Viajé a Talca y lo llamé para juntarnos. Quedamos en vernos en un café que queda cerca de la plaza, tipo 11 am. No llegó porque se quedó dormido.
Al día siguiente me prometió ir a la casa de mis papás a conversar, pero no llegó porque su mamá se había llevado el auto y él no andaba en locomoción colectiva.

Lo fui a ver yo. Sin auto, en bici, porque las casas de nuestros padres quedaban a 14 cuadras.
Llegué tipo 4 de la tarde y me abre él en pijamas!!! Pues como era domingo le había dado “flojera” bañarse.
Empezamos a hablar y lo quedé mirando y le dije…”SABES QUE MÁS? PARA WEONES FLOJOS ME METO CON UNO MÁS MINO. PAJERO DE MIERDA”
Han pasado tres años. Sigue viviendo con su madre y mantenido por ella. Continúa cesante.


EL IMBECIL CARA DE RAJA

El weón era cuatro años menor que yo. Mino, instructor de zumba, le llovían las minas y me sentía tan afortunada de que se fijara en mí…
Mis amigas me envidiaban y yo me sentía la raja.
Anduvimos siete meses sin muchos altos y bajos y yo ya quería pololear.
Él se hacía el weón con el compromiso y me hizo ver (o “creer” la verdad) de que lo de formalizar era una tranca mía por tener yo 28 y él a penas 24 años.

Yo trataba de relajarme pero empecé a cachar que en su facebook, muchas “alumnas” de todas las edades le decían que era mino, que nunca se casara, que hasta habían soñado con él, etc.
Me puse chúcara e intenté terminar con él, a lo que él respondió con un…”Seamos pololos para que confíes en mí”. Era la respuesta que yo necesitaba! Salté en un pata y era oficialmente la polola de ese mijito rico.
Nos fuimos a vivir juntos a mi departamento. El colaboraba con las cuentas y varias cosas más, así que nada era sospechoso ni mucho menos.
Un día tuve que viajar a Rancagua porque un amigo se había accidentado y quise visitarlo. Aprovecharía el fin de semana completo para ver a unos ex compañeros de curso.

Lamentablemente el día sábado mi a migo accidentado empeoró y la junta del curso se suspendió.
Me regresé a Santiago, pero no le avisé a mi pololo porque mi celular se apagó y no se prendió más.
Entro al departamento y el imbécil se estaba garchando a una alumna en nuestra cama. Yo me quedé atónita mirándolos y el muy cara de raja me dice: “Pucha, no tengo nada que decirte, más que arriesgarme a que rechaces mi invitación a hacer un trío”
Pesqué un florero, un apoya libros y un par de adornos y se los tiré por la cabeza. Le pegué a la maldita esa y boté toda la ropa del saco de weas por el balcón para abajo!.
No supe de él hasta dos meses después porque me mandó un correo pidiéndome prestada la cámara de fotos.
WEON CARA DE RAJA!

Esta recopilación es sólo una pequeña parte de las MIL HISTORIAS que me mandaron mis amigas y conocidas.
Se vendrá luego una segunda parte.

P.D: Mención honrosa para los imbéciles que hacen sufrir a un par de amigas aún.
Se merecen una canción de Arjona!

Anuncios

28 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Kary dice:

    jajajajajjajaj me cage de la risa…y se merecen una cancion de Arjona..jajajajajja mejor final no podía ser…gracias Pame…por empezar mi día con una sonrisa gracias a ti… 🙂

  2. Paula dice:

    Una recopilación excelente! Pe

  3. te juro que leo las historias y entre q me da demasiada risa, pero me da una rabia!!! Malditos hombres care rajuela!!!!!

  4. Paula dice:

    Perdón..metí mal el dedo..pero te faltó un saco de rajas …que quizás es una mezcla de todos…el wueon que te hace creer que te ama y que eres especial…pero es para puro chuparte la sangre…
    El que tira el hilito constatemente, para mantenerte con la ilusión de que algo pasara…
    Jajajaja pero uno es más wueona que le cuesta aprender y ya treintona, recién no te meten “tanto” el dedo en la boca..pero…y antes???

  5. Luisa dice:

    grandeeeeeeeee pamearce………idolaaaaaaaaaa!!1

  6. panchocerda dice:

    jajaaj pasteles hay en todos lados…

    pastelas…. muchas también

  7. Jacinta dice:

    Jajajajajajajajaja, buenísimo remate. Yo también tengo una historia que puedo compartir, la del Imbesil Flojo y Gay

  8. Claudia dice:

    Sencillamente genial!!! supe de tu blog por un reportaje que leí en LUN semanas atrás y he de reconocer que me he vuelto una fanática leyendo tus relatos!!

  9. jajajaj excelente, me encanta tu blog…y yo si odio a Arjona lo asumo orgullosamente…

  10. Pamela dice:

    Pame, me volvi adicta a tu blog…me reí mucho con las historias, lamentablemente sufrí en carne propia al imbécil indolente, que es el peor que hay. Mientras yo hacía todo por agradarlo él apenas me pescaba, y así estuve casi 2 años hasta que me encontré a otro…lo dejé sin pensarlo y a él ni siquiera le importó, pero cuando se enteró de que yo estaba pololeando me hizo una escenita memorable, me trató hasta de zorra sin corazón jajaja…..creo que todavía le duele el ego, porque hasta hace poco aún me saludaba por facebook y ahora soy yo la que no lo pesca a él 😉

    1. pame30 dice:

      Que rica sensación cuando la historia se da vuelta… Weon ctm

  11. Eileen dice:

    jajajajaja me llegó este link por una amiga y me hiciste reir mucho!! no he dejado de leerte!!!! te puedo contar una histroria del rey de los imbéciles jajaja fresco y maltradador!!! lo bueno es cdo das vuelta la página y te das cuenta de lo imbecil que era jajajajaj

    1. pame30 dice:

      Mandeme la historia no mas!!!!

  12. Me dieron ganas de contar las mías, pero gracias a dios, he aprendido y ya mi tolerancia es 0. Ni el mal humor. Menos la mala onda. Simplemente, me dejo querer mientras trabajen por ese amor. Dp me aburro.

  13. Jape dice:

    Jajajajajaja, ¡las mejores historias de la vidaa!!!, que wena, y yo que pensé que tenía mala cuea, jajajaja!

  14. Rodrigo dice:

    Uta oh, a ver si aparece ALGÚN comentario mío esta vez:
    Me ENCANTAS, tu humor chispeante y deslenguado arranca carcajadas, estás a Años Luz de la típica (y repulsiva) traumada odia-penes, muy por el contrario, tu ingenio hace imposible verte así; y para las Arjonianas (hay que estar bieeeeen cagad@ pa que te guste esa basura) y las sensibles que rasgan vestiduras por las chuchaítas que aliñan tu blog, puedes decirles académicamente que se les autoriza a introducirse los cinco dígitos por el esfínter… pero no muy seguido, no les vaya a quedar gustando xD!

    1. pame30 dice:

      Muchas gracias!!!😘

  15. maiga dice:

    Eres seca… es una foto a nuestra sociedad…

  16. maira dice:

    Negra…me encanto.tu blog!!! Dices las cosas como son!!! Desde ahora te sigo…

  17. jajajaja mucha risa con los relatos, pero no puedo dejar de preguntarme como esas minas siempre le daban más oportunidades a los weones imbéciles… (salvo la del “imbecil cara de raja”, la única más sensata)

    1. Rodrigo Opazo dice:

      Simple, atraemos y a veces, ¡Horror de horrores!, nos programamos para un tipo de persona (normalmente en la infancia y/o copiamos modelos después); en mi caso tuve que reprogramarme ya que las mamonas (típica chilena que aunque tenga más de 40 llama a la mamá enfermizamente cada puto día y el fin de semana es panorama fijo el almuerzo en su casa y/o con ella) se me pegaban como si tuviera un imán para ellas…

  18. Gaby dice:

    Jajajjajaa bien pasteles, lo divertido es que entre mis amigas y yo misma hay historias similares jajajaja lo bueno es despues de lo amargo es recordar y reirse de esoa imbesiles ya que siempre siguen viviendo con la Mama jajajajjajajajajaja

  19. negrita dice:

    Weeeeena página me encanto, haaaa me haces tanto reír

  20. Paloma dice:

    Maestra, te pasaste.
    Me siento identificada por todas(creo que soy la mayor weonas de todas) pero el punto es que me encanto tu blog y tu forma tan realista de decir las cosas.
    Saludos
    Pd: Para la otra dedicame una de arjona XS

  21. Jaime Eres Un CTM dice:

    temo decir que hombres así hay en todos lados y las culpables somos NOSOTRAS por no cortar de raíz las cosas cuando van mal y aguantarlos hasta que ya no damos mas…
    también me paso…nunca vi las mil señales de ese weon penca con el que salía. me volví desconfiada de todos y creo que nunca lo superare…

    1. Rodrigo Opazo dice:

      Wuuuaajajajaja, “Jaime eres un CTM” wn, el nick que me ha dado más risa wn!!
      Hueveo aparte, ojalá te lo saques de la cabeza, el mundo está lleno de minos que zamparse (y no hablo de mí, yo estoy ocupaíto 😛 )

  22. Anonima dice:

    jajajja Me reí muchísimo con las historias. A mi me tocó el mamón (con el agregado de que la vieja era de esas locas que dicen que hablan con los maestros, que ven las auras, etc.). La vieja de mierda se ponía a escuchar cuando hablábamos por teléfono, y una vez la pillé revisándome la cartera. Vieja culiá loca, por suerte hoy en día a mis amigas y a mi nos da risa.
    Me tocó un weón parecido al cara de raja también, con la salvedad de que no era guapo (mis amigos le decían Epidemia), solo que era músico y eso atrae a las calcetineras de redes sociales. Dato freak: Cuando lo mandé a volar, se negó a devolverme un colaless que tenía en su casa. Imagino que se cree descendiente de Happosai y guarda “trofeos”, no sé, hay cada cosa rara en este mundo jajaj

  23. Nicole dice:

    Primero… Ni sé cómo llegué a esto… Pero comencé a leerlo y no me detuve… Hasta le corté el teléfono a mi pololo pa’ no perder el hilo jajajaja!
    Sólo decirte que me reí más que la chucha! Caaada cosa que uno aguanta!
    Ahora… Si quieres hacer más historias como éstas… Te puedo apoyar con alguna 🙂 !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s