El regreso de mamá

el

Yo no sé si a todas les pasará lo mismo con esto de volver al trabajo después del maravilloso post-natal, pero yo ando con un ánimo de los mil y un demonios.

Imagen

Hoy se cumplen dos semanas desde mi “regreso” a la oficina, así que comprenderán que dejé de bañarme pasadas las 11 am, de ver despertar a mi hijo, de mirar matinales (eso lo agradezco, porque me había mal acostumbrado), de almorzar en mi comedor, de dormir siesta 5 minutos con mi gordito al lado, de sobrealimentarme, de intentar ordenar mi closet fracasando en todos los intentos, etc.

Volví a redactar demandas, contestar otras, a la pega administrativa, a estar sentada en una oficina donde el computador es más lento que tortuga con yeso, rodeada de gente que no tiene la cara hermosa de mi Raimundo, contestando llamadas de teléfono donde me dicen que lo que me acaba de llegar hace 4 minutos es urgente para ayer, etc.

Las mañanas son eternas, el verano se acabó, y junto con él mi sonrisa al ver los ojitos de tuto de mi niñito. La vida es más injusta que la cresta, porque uno debería poder decidir cuando regresas al trabajo. Para algunas bastaban los antiguos tres meses, para otras no basta un año, etc.

Pero a medida que pasan los días una se “acostumbra” a volver a lo que eras antes de ser mamá…una mujer que trabaja. Así de simple.

Y si bien no todo es tan malo, debo decir que re aparece ella, esa puta de mierda…la CULPA.

La culpa de distintas maneras, o mejor dicho, en distintas etapas, que trataré de resumir:

1.- La culpa de volver al trabajo:

Dejar el “crío” en manos extrañas, ya sea con una persona que la cuide en tu casa o una parvularia en una sala cuna.

No darle las papas, ni hablar de la “peshuga”, no mudarlo,  no hacerlo dormir… que cosa tan de mierda.

Te sientes podrida, sobretodo cuando alguien te dice: “Pucha, nunca es lo mismo a que lo cuides tú, va a sufrir tu niño….” …NO WEI? Obvio que sería ideal cuidar a la guagua una, pero puta no me casé con un futbolista millonario que me mantenga y me lleve a vivir a Dubai. Me toca ganarme los poroteins como la mayoría de la hembra chilena. (suena sufrido y lo es un poco)

¿La gente no se puede aguantar el comentario que te va a hacer cagar el corazón de madre?

O qué me dicen de la compañera de trabajo psicópata que te dice, PUSISTE CÁMARAS EN TU CASA SUPONGO… Mierda no! Porque del momento en que pongo cámaras significa que desconfío, y si desconfío no dejo a mi hijo con esa persona. Para qué arriesgarme a ver algo tan terrible por cámara?

Ni hablar de llevarlo a la sala cuna donde se va a resfriar de lo lindo, y donde llorará junto a 20 guaguas más, (o tres en los jardines más pitucos). Y ahí viene la persona amorosa que te dice: “AY WEONA LO METISTE A LA SALA CUNA DONDE UNA VEZ LE PEGARON A UNA NIÑITA?” Por las re-crestas, yo veo noticias, y sé que esas cosas lamentablemente pasan, pero qué puedo hacer yo? Contratar un espía guardaespaldas que siga al cabro chico? No queda otra que confiar.

Tema a parte las que tienen a la mamá en la misma ciudad. Esas si que tienen raja (o suerte pa las cartuchas que odian leer garabatos y que me critican por el blog, ñuñuuuu) Mi mamá está lejos y la verdad es que tampoco creo que le corresponde quedarse con mi hijo todos los días, hoy las abuelas tienen vida, y si bien aman a sus nietos, también necesitan su espacio.

 

2.- La culpa de querer trabajar:

Esta es la segunda etapa. Cuando ya no te parece tan malo tener tu espacio, silencio, tranquilidad para tomarme un cafecito, conversar con los compañeros de trabajo, limarte las uñas, revisar Internet…PARA PARA PARA! Weona desnaturalizada, que estás hablando? Cómo vas a preferir eso a estar con tu hijo todo el día encerrada en la casa?

Puta, lamentablemente soy humana. Me gusta tener tiempo para mí solita.

(Cantidad de tiempo versus calidad chiquillas. Esa es mi consigna y lo que me dijo el otro día mi amiga Pía.)

Además, ¿queremos que después el retoño quede llorando raja porque no quiere despegarse de ti? Onda “No te vayas mamá no te alejes de mí adiós mamá pensaré mucho en tiiii” (voz del monito animado Marco).O queremos un “Chao mamá que te vaya bien en el trabajo, pero tráeme un regalo”.

Para mí y mi hijo es maravilloso el encuentro cuando llego de vuelta a la casa. Nunca nadie se había alegrado tanto de verme. Y yo, a diferencia de cuando estaba en la casa todo el día, ya no estoy agotada a las cuatro y media de la tarde, todo lo contrario, estoy feliz y llena de energías para tomarlo en brazos, jugar con él, mudarlo, bañarlo, darle besos, etc.

Por lo demás yo quiero que mi hijo conozca no solo a la Pamela en su versión “madre”, también quiero que vea la versión Mujer, porque esa weona es entretenida y es la que era antes de que él llegara.

3.- La culpa de no alcanzar a ir a almorzar a la casa:

 Vivir en una ciudad como Viña, que no es tan grande como Santiago por ejemplo, tiene la ventaja de que puedes ir a almorzar a tu casa. Pero y si tienes pega extra? Si el tráfico no te deja avanzar más que una cuadra cada diez minutos? Te da rabia, y crees, no sabes por qué, que es tu culpa. Por trabajar tan lejos, por no haber optimizado la mañana, por haber sacado la vuelta diez minutos, por haber leído una página de una revista que no tenía nada que ver con tu pega, por no haber inventado la teletransportación, por cualquier weá la verdad.

 

4.- La culpa de preferir no ir a almorzar a la casa

Pucha no tiene nada de malo ocupar la hora de almuerzo para ir a dar una vuelta y distraerte cierto? Que buena idea ir al gimnasio a la hora en la que todos están almorzando, así aprovecho también de cuidarme y bajar de peso.

CÓMO PUEDO SER TAN SUPERFICIAL? Así mismito me dijo una mamá primeriza el otro día. Ella, orgullosa de su sobrepeso y de comer como cinco mil calorías porque total está dando pecho, (talibana de la teta por excelencia), me dijo que no había nada como ser mamá y aprovechar cada segundo con los hijos, porque eran prestados y crecían tan rápido y bla bla bla (a los cinco minutos mi mente dejó de escucharla).

Yo quiero que mi hijo tenga una mamá feliz. Me niego a ser una mamá que corra a la hora de almuerzo para a veces sólo verlo dormir, se devuelva la pega y regrese a la casa reventada. Quiero que él me encuentre linda, radiante, con energía y feliz.

¿Soy una mala mamá? Que lo juzgue mi hijo, no otras personas.

Extraño el olor de mi Raimundo, sus balbuceos, su exceso de baba, su cara preciosa y hasta sus mañoseos que me dejaban como borracha.

Pero tengo la suerte de tener una nany maravillosa que lo cuida muy bien, lo quiere mucho (y él a ella), y le agradezco su ternura y buena disposición para hacerse cargo de él mientras yo no estoy en la casa. Y aprovecho de mandarle un beso porque lee mi blog y las tonteras que escribo… Gracias Vanne.

Ánimo a todas quienes están prontas a entrar al trabajo otra vez. Sentirán culpa a veces, pero se irá pasando. Cada quien tendrá sus tiempos.

(Vero , ánimo que se puede y besos a la bella Flo)

MENCIÓN HONROSA…

Este texto terminaba acá. Pero quiero dedicarle unas líneas al honorable senador de nuestra República, el “señor” Juan Pablo Letelier.

Me enteré por la prensa que declaró lo siguiente, a propósito de las malas prácticas de los funcionarios públicos y su afán de quedar “apernados” en sus puestos de trabajo: “hay una situación evidente y vergonzosa, que es en el fondo un mini saqueo a los recursos públicos, porque es una jugarreta para que el Estado les esté pagando sueldos cuando ya no trabajan, que les esté pagando pre y post natal porque se embarazan a última hora.”

Si bien este “caballero” se disculpó por sus dichos, y señaló que se refería a los casos donde existía abuso, quiero saber una cosita, con todo respeto…

COMO MIERDA PUEDE ALGUIEN SER TAN POCO EMPÁTICO CON UNA MUJER QUE DECIDE TENER UN HIJO?

Señor Leterlier, una cosa es que una mujer que trabaja, se anime recién a quedar embarazada una vez que es contratada (porque el puto sistema de mierda de las trabajadoras a honorarios es como el reverendo hoyo), y otra muy distinta es decidir tener un hijo así como así con el mero afán de asegurar un puesto de trabajo.

Imagen

Dudo que alguien sea tan estúpida para preferir un empleo por sobre la decisión de quedar embarazada en un momento adecuado. Las mujeres de hoy, señor senador, queremos entregar a nuestros hijos estabilidad emocional y económica, seguridad, salud, educación. Así que en vez de andar opinando weás, dedíquese a trabajar que para eso le pagamos todas las chilenas trabajadoras.

Y lo grave no es haberlo dicho. Lo grave es que usted lo piensa.

Es fácil hablar tonteras y después retractarse y decir algo tan populista como que está orgulloso de las mujeres de su país.

Váyase un rato a la mierda, y córtese ese pelo que a usted no le viene ese look de perro afgano porque además de hablar weás, es usted muy feo. (Bueno y ahora, luego de ofenderlo, me disculpo. Que fácil no?)

Anuncios

33 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Pia dice:

    Querida Pame: no esperaba menos que este artículo en tu regreso al trabajo. Como siempre, me interpreta plenamente, incluso la mención honrosa al wea del peinado de Afgano cruza de hermanos, que también se ganó un epitafio en mi fbk. Qué quieres que te diga…cuando te vi tan contenta el día que nos encontramos en la playa, no quise cagarte la onda con comentario alguno estilo “ni a palos vas a alcanzar a almorzar en la casa” o “te va a quedar doliendo algo el primer día”, porque al igual que con el tema de la peshuga, creo que es algo personal y que cada una debe vivir a su manera. Tal como hay talibanas de la pechuga también hay talibanas del colecho, talibanas de la crianza en casa etc. O sea, estamos rodeadas de weonas que se creen la última chupada del mate, de paso mejores madres, y que quieren además tratar de influirte a través de la “maternidad consciente” o algo por el estilo mediante comentarios despectivos sobre tu forma de abordar la maternidad.
    Sobre el tema del cuidado de los hijos, pienso exactamente igual que sobre la lactancia materna: más vale darle una mamadera con amor que una pechuga con cara de culo. Más vale estar con tu hijo desde las 16hrs en adelante, dedicada a jugar y reirte con él, a estar todo el día haciendo zapping con la guagua sentada al lado.
    El único tópico que no tocaste y creo que nos ha afectado a varias mujeres, es lo que llamaría El serrucho que opera durante el postnatal. Tan larga ausencia en la pega puede tener costos, especialmente si no eres la única profesional del área en tu oficina, y probablemente cuando vuelvas encuentres no sólo que nadie ha hecho nada, sino que tu cuota de poder se ha reducido a su mínima expresión.
    En fin, da para laaaaaaaaaaaaaargo ese tema.
    Un abrazo, besos para ese Raimundito, que es tan lindo como el mío :).

      1. Patricia dice:

        felicitaciones a ambas, me encanta tu blog Pame eres genial, un abrazo y a seguir adelante y mucho éxito en todo

  2. vero vr dice:

    Una vez más…excelente! Y gracias por compartir tus ideas y hacer que una se sienta menos friki…

  3. javiera dice:

    No para de reír luego de leer tus palabras, pero por sobre todo de sentirme absolutamente identificada con cada uno de tus pensamientos.
    Seca!!!

  4. marceac dice:

    Buena Pame, siempre es un agrado leerte. Aunque no tengo hijos, espero volver a trabajar después de que los tenga… pensándolo bien, tendré que hacerlo pq mi marido tampoco es un futbolista millonario.
    Cariños.

  5. Me encantó tu entrada de blog!, desde que quedé embarazada supe que en algún momento tendría que afrontar la vuelta a la pega, ni caso, tampoco me case con un futbolista. Y siendo una talibana de la peshuga, no podía imaginarme dejar a mi niño en la SC!! terriblesh!!, pero la verdá, decidí cambiar la culpa del “soy una mala madre” por dejarlo en la sc, por dejarlo con otra persona…, etc, por “no soy una madre perfecta”, y como no soy perfecta, volví a la pega y me ha costado un poco, llego a la casa y dejo cochino por jugar con mi bebe (total se limpia después). Tampoco puedo negar que he tenido suerte con la sc que esta a media cuadra de donde trabajo y me llevo bien con las tias, pero no siento esa culpa de sentirme libre de ir a almorzar con mis amigas aunque me miren con cara de “como podis!” (aunque no se me habia ocurrido lo del gimnasio, buena idea 😛 ) porque es verdá lo que dices, siempre sera mejor una mamá feliz que trabaje a una con cara de poto que esté en la casa. Besos y animo!!!

  6. liliana dice:

    Hola
    Que buen blog me rei y me senti identificada en varias lineas, se agradece…la crianza de los hijos es algi personal, individual nace junto con tu hijo no es una receta cada cual encuentra du forma y mientras el resultado sea el esperado to OK…animo a todas las mujeres trabajadoras de este pais…y para el senador aludido solo recordarle que son ellos los que sin pudor saquean los bolsillos de todos los chilenos asi que con todo respeto vayase a la MIERDA!!!!

  7. Irene Jones dice:

    La mejor forma de criar a un hijo es sin culpa, les fue entregado para ser educado, por lo que no pueden “compensarlo” dándole todo lo que se le ocurra al crío, para pagar la culpa de no estar a su disposición. Si tienen que trabajar, es para darle una mejor vida a el, por lo que ¡aguante!. Creo que las mejores reglas para enseñar a un hijo es: si lo que esta haciendo hoy, se ve bien a los 5 , a los 10, 15 y 20 años, déjelo que lo haga, si en algunas de las etapas se ve mal, corrijalo ahora, después es tarde. Su hijo no es un premio, ni con quien desquitar sus frustraciones, si en su niñez le falto algo, no pretenda desquitarse dándoselo al bebe, enséñele que en esta vida hay que ganarse las cosas, que si usted trabaja para obtener lo que necesita, el también debe hacer su parte, portándose bien, cooperando en la casa, etc, arreglando sus juguetes y no dejando todo tirado. Recuerde que si a usted algo le falto, eso la convirtió en la estupenda mujer que es hoy; por lo que, tenia que pasar por lo que le toco, eso hizo de usted, lo que es hoy. Piense en su bebe como el futuro hombre o mujer del mañana, visualice como le gustaría que fuera y póngase a trabajar en ello, dele las herramientas para que triunfe. (Enséñele a pescar, no le de el pescado).
    Con respecto a tener que volver a trabajar antes que el crío hable y nos diga lo que le paso, es atroz, creo que esta sociedad poco solidaria es nefasta, los hombres no se hacen cargo que los críos que tenemos son de ellos. Por que se permite que los planes de las isapres sean mucho mas caros para las mujeres, porque tenemos ¡útero!, pienso que los planes debieran ser iguales y si el costo de una mujer es mas caro, se suple cobrándole mas a los hombres, ya que alguna mujer tendrá el hijo de ese hombre, por muy soltero que este hoy.
    Del melenudo, ni comentar, ese no debe tener hijos o la mujer que se los tuvo no trabajo, total el gana lo suficiente de los impuestos de todos los chilenos que si trabajan, algo así como futbolista millonario, pero sin correr el riesgo de quedar incapacitado o que se le termine la carrera antes de los 30 años.

    1. pame30 dice:

      Isapres de mierda!!! Cuanta verdad junta…

    2. Patricia Verónica dice:

      TODAS las mujeres de Chile “pagamos impuestos”. Los impuestos no sólo son los que se aplican a los ingresos de las personas que trabajan. Aquellas mujeres que no laboran y tienen que administrar un escuálido presupuesto mensual para sus hogares… tienen que comprar pan, leche, medicamentos, ropa… etc. todo por lo cual se paga iva. Por otro lado las mujeres que trabajan por sueldos mínimos están exentas de pago de impuestos de primera categoría, pero.. donde van y compran pagan iva!. Creo que ni una mujer chilena, que trabaje o no, debe olvidar esto. Y dándole la razón respecto al “Honorable” Senador me gustaría que el caballero llegase a tener más respeto por todas las mujeres y que sus pensamientos se los guarde…adecuadamente!! (Ya que lo tendremos ahí por un tiempito más, que espero se le acabe “la teta”, ya que el Estado de Chile se ha vuelto su “talibana”!
      Saludos

  8. Carolina dice:

    Sólida!!! Me sentí reflejada plenamente en tu realidad, es lo que vivo día a día, me cuesta, pero no me arrepiento de lo que elegí , y también tengo una nana increíble que es fundamental para poder seguir adelante “con un poco menos de culpa”. Suerte en lo que seguirás y es verdad que no hay nada mejor que cuando llegas a casa, esa corrida, besos y el “mamita llegaste”!!!!! No tiene precio

  9. Lorena dice:

    Pame me encanta tu forma de decir las cosas por su nombre. Me gustaría contarte un poquito mi experiencia, soy madre de 4 hijos, siempre he trabajado, fui mamá joven hoy ya no tanto, la vida y nuestras prioridades van cambiando, yo soy responsable, pero hago todo full rapido, para poder salir a hacer ejercicios todas las noche, tengo amigas y lo paso chancho….muchos me han criticado por eso, pero creeme que los más felices son mis hijo, porque su mamá anda relajada, bailando todo el rato, me mantengo con un espiritu feliz.

    Muy al contrario de lo que era antes, antes de erradicar completamente mis culpas, trato siempre de orientar a otras mamás, porque me carga el tremendo peso que siempre tenemos sobre nosotras, además de lidiar con las culpas.

    Un abrazo Pame

    PD:: Grande por tu respuesta a nuestro honorable político, estos creen que nacieron por la cigüeña, y no de sus madres.

  10. Angela dice:

    Tragicómicamente cierto.. El proximo lunes viviré esto y espero lograrlo. Y a Este señor letelier podría pasar la vida pidiendole disculpa por todas las cosas q me dan ganas de decirle

  11. Pame Fluxa dice:

    Qué seca tocaya! Me encantó tu blog! Llegó justo en el momento.
    Yo volví a trabajar en Noviembre del año pasado. Digna, obviamente! Nunca me vieron llorar en la oficina, pero cuando llegaba a buscar a mi cachorro… uf! era intenso! y puta que te entiendo con la cara y ánimo de los mil carajos! porque anda a preguntarme algo! ARRÁNCATE QUE TE PERSIGUE EL OGRO!

    Mi experiencia fue difícil. Partí con una nana nueva, me cambié a vivir a Lo Barnechea y mi trabajo queda un poco lejos. Y CERO OPCION DE QUEDARSE EN CASA! (Eso del futbolista me encantó!) Por lo que con mi marido nos vimos en la situación de la Sala Cuna. (Otro lloriqueo más… bien llorona que salí!) Él, como buen alemán, es más seco. Puede tomar decisiones que también le afectan, pero tienen otra forma de expresarlo, verdad? Una, bien latina, es más sentimental. Pero por suerte encontramos un lugar, y nos encantó! Y lo más importante es que a mi cachorro también! Sonríe todas las mañanas cuando lo llevamos. Ama tener compañeros y tías que lo cuidan y quieren! (Y pa qué venimos con cosas… regalonean también!) No es único, son como 20 bebés juntos. Así que si llora, tiene que aprender a que ya viene su turno de brazos. Me gusta como está, ya que entiende que no es el único. Ha crecido muy sociable, Ama ir a la plaza y ver otros niños, no importa si son más grandes que él. Me encanta ver cómo se desarrolla, aprenden tantas cosas! Todos los días hay algo nuevo. (Claro que si habla por primera vez ahí, nunca me lo voy a perdonar!!)

    Les quise contar mi experiencia porque sé que hay mamás que también están analizando esta opción. Siempre le tenemos miedo a la Sala Cuna, porque obvio que cuando llamamos y lo vamos a ver de imprevisto – ahí está tu hijo, con los mocos colgando, llorando de hambre y la tía ocupada mudando a otro! Una colapsa, verdad? – pero no siempre es así. Tienen que buscar una que les guste, y donde ustedes se queden tranquilas. CON O SIN CAMARAS!! (eso lo dejo a decisión de cada una – a mi en lo personal no me gustan. ESTARIA TODO EL DIA PENDIENTE DE LA CAMARA!!) Pero se puede. Y tal como dices Pamela, uno siempre es la mala madre que deja a sus hijos en los brazos de otra.

    Y bueno, sobre el señor este… cómo es que se llama? Ya ni me acuerdo con tanto PAYASO que hay en el gobierno. Para qué tomarle atención! Si eso es lo que busca! Gente como él, que no entiende de dónde vino, nunca va a poder ser empático. Es como pedirle a un chancho que vuele. Esta gente nació así y supongo que morirá igual. Una pena que se refiera así a las mujeres… asumo que las mujeres que lo rodean son tan correctas como él! Mmmm??

    Besos!

  12. Patricia Verónica dice:

    Simple y mente: ¡Felicitaciones!

  13. isabel dice:

    esta es la realidad, y ese imbecil de letelier hasta cuando va a usufructuar del apellido

  14. Pauli dice:

    Pame, esta genial , la verdad es que a veces los hombres se olvidan de donde vienen! y los sacrificio que sus madres han hecho para poder tenerlos! a este caballero parece que lo tuvo un alien! comparto todo lo que dice tu texto! y yo ya me siento como las w….de solo pensar que a los 6 meses de nacido mi bebe deberé volver a trabajar…:(

  15. Yara dice:

    Força… mulheres Chilenas….

  16. Carolina dice:

    Pame, te juro que me emocionaste¡ Es lo mismo que yo pienso y siento en relación a la vuelta al trabajo. Yo estoy con licencia desde la semana 12 de embarazo y ya comienza la disyuntiva entre los dos mundos que comparto, para mi fue muy triste dejar mi hospital, en que soy la única hematóloga para toda la sexta región y el cuidar mi perseguido embarazo por síntomas de aborto. Reconozco que soy una fanática de mi pega, que mas que trabajo es mi manera de vivir, pero también está mi nueva faceta de mamá. Por otra parte, estoy contando el tiempo para volver a trabajar luego del postnatal¡ Y muy bien dices que las abuelas de ahora tienen su propia vida, en mi caso, mi vieja tiene casi más vida que yo: asiste a cursos, viaja y se ausenta por un mes entero, es la raja¡¡¡ Por lo tanto, mi Nour irá a la salacuna del hospital, ya estoy recibiendo pifias y criticas por adelantado¡ Prefiero que mi Nour tenga una mamá feliz, realizada, llena de energía para jugar con ella a tener una mamá apagada y triste alejada de lo que ama realizar. Mal que mal, es el modelo de mujer que yo le estoy enseñando y sí quiero que mi hija sea tan feliz o más todavía como yo con su vida laboral, o que sea tan activa y genial como su abuela.
    Un enorme abrazo¡¡¡¡

  17. Javilú dice:

    Muy buen posteo. Me reí mucho,pero leyendo los comentarios de abajo me da la imprensión de que algunas madres se sientes inseguras (como Pia) frente a otras maneras de ver la maternidad. No creo honestamente que nadie les haya dicho que son malas madres por no dar teta, o algo por el estilo.
    Yo pienso que la teta es lo mejor para un niño, pues es leche diseñada por la naturaleza para humanos! y eso no me convierte en una talibana de nada, es mas, yo no pude dar teta por razones que no vienen al caso y no me siento mala madre, pero claro que no da igual dar fórmula de leche de otra especie (vaca) o un cachorro humano. Tampoco creo que nadie les haya dicho jamas que sólo durmiendo con los hijos en la cama serán mejores madres! el colecho no es malo como siguen sosteniendo algunos- Mi hija siempre ha dormido en su cuna y es felíz, pero dormir con los padres también está super bien para el que quiera. El concepto de maternidad consciente apunta a que las mamis nos empoderemos en nuestro rol, tomemos decisiones seguras, confiando en nuestro instinto, y que nadie nos diga qué hacer o no hacer. En ese sentido uds tb lo son! asi que no descalifiquen chiquillas. Un beso para todas, me encantó tu blog

  18. Cony dice:

    Que identificada me siento!!!! Aunque no estoy volviendo del postnatal, porque la guagua tiene 5 años, todo lo demás me toca. Ya no me siento desnaturalizada al lado de tanta mamita pro.

  19. pilar morera dice:

    Hola estoy de acuerdo en varias cosas pero yo tampoco estoy casada con un futbolista millonario pero no vi la urgencia de regresar a trabajar soy mamá a tiempo completo de 2 niños y 1 bebita y no soy infeliz ni aburrida a las 4 de la tarde, no compraré fisher price ni ropa todos los meses pero nos divertimos jugando con pinturas,preparando empanadas, en el parque, en los teatros o conciertos del museo que son gratuitos y si el tiempo libre es solo por las noches viendo una peli com mi esposo o saliendo con mis amigas un fin de semana que él se queda cuidandolos porque mi esposo aprendió a cuidados muy bien y los domingos ellos se encargan desde el desayuno hasta la cena yo descanso. Por eso no veo la necesidad de ausentarme para que me vean de buen humor como era antes de ser mamá, sigo igual, porque cada vez que veo sus ojitos de asombro por algo que hicimos o vez como se levantan después de tropezar o reír porque algo feo o bonito nos paso hace que siempre esté de buen humor.

  20. pilar morera dice:

    Hola estoy de acuerdo en varias cosas pero yo tampoco estoy casada con un futbolista millonario pero no vi la urgencia de regresar a trabajar soy mamá a tiempo completo de 2 niños y 1 bebita y no soy infeliz ni aburrida a las 4 de la tarde, no compraré fisher price ni ropa todos los meses pero nos divertimos jugando con pinturas,preparando empanadas, en el parque, en los teatros o conciertos del museo que son gratuitos y si el tiempo libre es solo por las noches viendo una peli com mi esposo o saliendo con mis amigas un fin de semana que él se queda cuidandolos porque mi esposo aprendió a cuidados muy bien y los domingos ellos se encargan desde el desayuno hasta la cena yo descanso. Por eso no veo la necesidad de ausentarme para que me vean de buen humor como era antes de ser mamá, sigo igual, porque cada vez que veo sus ojitos de asombro por algo que hicimos o vez como se levantan después de tropezar o reír porque algo feo o bonito nos paso hace que siempre esté de buen humor. Me gustó tu nota me rei mucho y me identifique en algunas cuando regrese al trabajo con mi hijo mayor hasta que me di cuenta que en verdad crecen muy rápido.

  21. Tami dice:

    Hola, leí todo el articulo y la verdad es que a mi me pasa lo contrario. Soy profesional, recién egresada y titulada y toda esa parafernalia del sistema… y fijate que mi situación es la que muchas mujeres madres quizás desearían (supongo), estoy dedicada 100% al cuidado y crianza de mi hija ella tiene 4 años y es una exquisitez y chuqui a la vez. El asunto es que mi culpa, la vil puta de mierda de culpa como la llamas tú, me llega en el momento de no trabajar, de pensar en que no pienso en mí ni en mi futuro. Desgraciadamente estudié una carrera que está colapsadisima, es un parto encontrar pega, mas encima este sistema desgraciado te exige experiencia hasta en prender el computador y con las veces contadas y comprobables jajajajaja una estupidez para cuando recien egresaste y por tanto opté por no seguir buscando trabajo. Y justifico mi decisión con mi hija y pienso “es mejor quedarme con ella en la casa, estudiar juntas verla crecer y todo lo que implica la crianza al 100%”, pero sigue volviendo la culpa de no pensar en mí de mostrarle exactamente eso que tu mencionas “la mujer que era antes de que ella llegara” y es un poco frustrante mas aun cuando tu hija ya habla y empieza a hacer preguntas como “Mamá, tú que haces?, pero no aquí, algo así coml fuera de la casa, algo como trabajar?” Ahi me vino el nudo en la garganta y dije “pensar que hago tanto y pa ella quizás no significa mucho como quizas significaría salir y llegar feliz sintiendome realizada y dandole un claro ejemplo de ser una mujer power e independiente ( yo afortunada y desafortunadamente me puedo quedar en la casa pq el papá tiene un buen trabajo esto tiene sus pro y sus contra, pero en fin, ya verán de acuerdo a lo q escrito cuales son). El tema es que quiero que sepan que admiro la valentía y responsabilidad de saber que trabajar le hace bien a la mente a tu cuerpo a tu felicidad, que tan facilmente se transmitea tu hijo o hija, de llegar con mas ganas de verlo, de tener energía y creo que lo mas importante es transmitirle que por trabajar no eres mala madre sino una mujer que si decide por si misma, es fuerte y responsable de su felicidad de la cual el hij@ es parte fundamental en el recibimiento de esta y obvio todo lo que implica ser feliz. Quizás no son las palabras mas sabias, pero es mi opinión y admiracion hacia las mujeres trabajadoras. Saludos a todas.

  22. Angélica dice:

    Muy bueno tu blogs me encantó !!!!

  23. Daniela dice:

    Te has transformado en mi gurú, todos los artículos que he leído me han sacado mas de una sonrisa y eso se agradece… Y hay que remarcar que soy fans de Arjona…. Jajjajajaja, cariños ybsiguebescribiendo a

  24. Camils dice:

    Que bueno leer algo de humor en un tema que me llega desde la angustia.
    He tenido la fortuna de estar 8 meses con mi primer hijo antes de volver a la pega.
    Pero debo volver… Y la verdad es que lo estoy pasando pésimo!! Me la he llorado toda por adelantado pensando en todo lo que me perderé de el, soñando con nuestras hermosas rutinas diarias juntos, pensando en sus olores y sus Manitos y patitas abrazado a mi como un monito.
    Se me hace difícil… Pero debo volver…tanpoco estoy casada con un futbolista 😥
    Tengo miedo de no acostumbrarme a estar sin el… Se que el se adaptará pero soy yo la que me siento ya insegura!!! 😭😭
    Se puede… De verdad se puede?

    1. pame30 dice:

      Si se puede Cami!!! Ánimo

  25. princosa dice:

    Puta que me subiste el ánimo para volver a trabajar!! Me quedan tres semanas y la angustia por dejar a mi monita me tiene enferma… Nos alcanzará si renuncio? Que condiciones pondrán en la empresa para volver? (Pk trabajo en mall y tu sabes lo desconsiderado que es el horario) con quien dejo a la niña? Sigo con mi emprendimiento o me rindo a continuar siendo una empleada?

    Ahhh muero!! Pero leerte fue un desahogo mental, pensar que no es tan duro volver. Que uno puede volver a ser un poquito la que era antes. Que habrá que esforzarse pero se superará.

    Respecto al viejujo… Ese weon nunca le ha trabajado un día a nadie el feo culiao y viene a hablar? Le pagan millones por calentar el asiento? Mi mama me decía de chica que este feo culiao era horrible pero no me imagine que de pensamiento también lo era…

  26. ingrid dice:

    Pucha, bien tarde vine a encontrar este artículo pero lo encuentro de lo más acertado que hay.
    Mi muy amada nuera, deberá volver a trabajar después de su posnatal y por supuesto esta bien preocupada por esta situación. Debo mencionar que ella y mi hijo me han dado el honor de cuidar a mi amada nieta, Flo. pero aún así, mi nuera está sufriendo porque ella su hija están muy apegadas y teme que mi nieta sufra. Cualquier tiempo de posnatal es poco para una mamá. Yo comprendo plenamente su inquietud y por lo mismo, te escribo…

    ¨

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s