Yo quiero ser Runner

el

Mi marido trota desde que lo conozco. No usa ningún atuendo caro ni publica los tiempos de trote. No se inscribe en maratones, él solamente trota. Y es el corredor que más respeto.

Ahora me encuentro con tanta gente que descubrió que trotar lo liberaba y que además los hacía adelgazar. Qué envidia me da porque por más que trato de ser una “neo runner”, no puedo.Intento trotar en el gimnasio dos veces a la semana, y si bien lo logro, aún no aparece esa “revelación seudo divina” que me “obligue” a correr a diario feliz y como una desesperada.

Todas las mañanas al venirme a la oficina veo diferentes tipos de runners. Por una parte está la gordita o gordito que cada vez trota más rápido y que va con la cara morada y la lengua afuera, mal vestido(a), con un chaperón al lado, y que se le nota que preferiría estar durmiendo o viendo tv.

Está el esbelto bien vestido, que trota mirando por si lo miran, se ve bien incluso traspirado, y aunque es mayo está bronceado. Tiene unas zapatillas flúor caras, un cortavientos Stella McCartney, y si es mina no le saltan las pechugas ni por nada.

Está también esa mujer/niña/adolescente…la verdad no sé cuantos años tendrá, pero la veo a diario, muy temprano con cara de culo, debe pesar 40 kilos con raja, y va con audífonos escuchando seguramente una grabación que le dice: “estás gorda, debes correr para desaparecer”. Ella no se ve feliz trotando. Me dan ganas de subirla al auto y ponerle suero.

No me mal entiendan. No estoy criticando a quienes trotan, pero espero que sea una moda que no quede obsoleta en un par de años. Qué saludable es hacer ejercicio, pero que patético es ver y escuchar a algunos corredores aparecidos que aman trotar y publicarlo en las redes sociales. Pa mas siguen siendo malazos, no se transformaron en minos por correr (sorry)

Quiero trotar para adelgazar y relajarme. Estoy esperando ese llamado divino y así llenarme de energía trotadora y que ya no me de paja ponerme la ropa, zapatillas, salir de mi casa y correr, libre y feliz.

Quiero poder llegar de la oficina, disfrutar a mi hijo de 7 meses, compartir con mi marido, descansar porque duermo poco, ordenar mi casa, ver a mis amigos, leer, escribir, ir al supermercado, ir al cine, estar con mi perrito…¿A QUÉ HORA TROTO POR LA CRESTA? ¡Ah! A la hora de almuerzo. O sea, dejo de ir a ver a mi hijo -lo que me transforma en una mala madre y en una mujer superficial como me han dicho las mamás 24/7-, dejo de adelantar trabajo -lo que me hace una floja de mierda-,  dejo de almorzar con amigas -siendo entonces una ingrata que cambió con la maternidad-. Quiero ser runner cueste lo que cueste, así que sorry Raimundo, no almorzaré contigo. Lo siento jefe, ni ahí con adelantar pega. Y perdón amigas mías, pero no podré escuchar sus dramas porque tengo que trotar porque ya no quiero ser gorda.

Prometo ir dos veces a la semana sólo a trotar para poder correr una maratón a fin de año (ojalá sea gratis porque es webeo pagar por correr al aire libre) sacarme fotos y subirlas a Facebook para tranquilizar a todos los que se preocupan de cuánto he engordado desde que salí del colegio.

Hablando en serio. Si alguien tiene el don del convencimiento y evangelización trotadora contácteme porque quiero ser parte de los que aman trotar. Pero quiero ser parte de los trotadores reales, los que encontraron una rehabilitación en el trote, los que no tienen que comprarse weas caras ni etiquetar cuántos kilómetros avanzaron. Los que corren sin importar si alguien los está mirando y los que no necesitan inscribirse en una maratón mensual para que les den de recuerdo esas poleras espantosas con color de destacador de universitario de primer año.

Dios del trote…¡APARÉCETE PRONTO! 

https://www.youtube.com/watch?v=nGojEyYBmwc  

 

Anuncios

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ¿Motivación? Muchas. A mi me resulta al atardecer, sobre todo cuando descubro que estoy pegado viendo un capitulo de algo por 19va vez. No hay para que matarse, 30 minutos es suficiente para sentir el golpe de endorfinas. Si a eso le sumas música para odiar al mundo (El Angel Dust o el King for a Day…. son maestros para). Es raro el efecto de las corridas urbanas. Antes de meterme a una tb las criticaba por pose o pagar por algo que es gratis o lo que sea, pero la verdad es muy chora la vibra que da correr junto a miles de personas vestidas igual que tu. No sé, quizás reminiscencia mental de las grandes migraciones ponte tú. Y reconozco que atesoro cada una de las horribles poleras fluór, porque me recuerdan los 8 años que llevo de cambio de hábitos y que el guatón de mierda, pajero, bueno pal pucho y de cañas eternas quedó bien enterrado, a unos tardíos 26 años

    Saludos!

    1. pame30 dice:

      Espero me toque pronto!!! Besos

  2. Lorena dice:

    Hola Pame, me siento muy identificada contigo, pero lo mío es peor “odio el runner”, sólo lo hago 2 ó 3 veces al año para motivar a mi hija de 10 a hacer deporte….lo mío es el baile, la zumba.
    Estoy encajonada en lo que tu llamas mala madre, mala amiga, mala empleada jajajajajaja…..Yo tengo más de 40, 42 para ser exacta, y con los años descubrí que no me harían monumentos, que todos podían hacer las cosas de la casa, así que después de mi cuarto hijo hace dos años, me puse ropa deportiva y comence, entrenamiento físico, zumba y lo que viniera, salgo por lo menos 4 noches a la semana, días en los cuales llego de mi pega, doy once express, baño y acuesto a mi bebe y me voy.
    Es lo mejor que he hecho en mi vida por mí, ando feliz y motivada, me gusta lo que hago, pero dejame aclarar algo, no he bajado de peso, así que no esperes que el Dios runner, haga esos milagros….
    Admiro a los runner de corazón, y no me gustan los que lo hacen por mera moda….

  3. Christian dice:

    Existe un sitio de trotes que vi, trotak.cl se ve bueno a futuro

  4. Natalia G. dice:

    Hola, Pame. Me atrevo a comentar. Hace dos años una amiga me dijo: Sal a trotar, no te vas a dar ni cuenta cuando ya lleves una hora o más, es bakán. Yo pensé: pero qué cristiana con más fe! Yo? Trotar?. Hasta que un día tomé alguna calza vieja, una polera gigante, eso sí cuidé mis pechugas con un peto deportivo, que fue en lo que invertí, y salí a trotar sin ningún glamour (Una vez me gritaron: Sácate el pijama!). Fueron horrorosos 30 minutos. Al otro día me dolía todo. Pero el ánimo con que mi amiga me había dicho que era tan bakán trotar, tenía que seguir intentándolo, la curiosidad fue lo que me llevó a descubrir qué había detrás de toda esa gente tan trotadora, no podía ser un milagro divino, ni una genética predeterminada. Así, con el tiempo y varias salidas media hora ya no eran terrible, y salté a 45 minutos. Después de un año, pude trotar una hora y media sin detenerme. Sí, ahí sentí lo que dijo mi amiga. La verdad es que uno no llega a la casa y dice: Ay, qué rico! No soporto estas ganas de salir a trotar!!! Pero como todo en la vida, es disciplina. Muchas veces esa “satisfacción” de salir a trotar una no la siente cuando está cansada, tiene sueño, y se “auto-obliga” a cambiarse de ropa, en invierno hace frío afuera, y sales con ganas de volver a tu casa, qué estoy haciendo, no quiero hacer esto, qué flojera, eternos etc, uno la siente 10 minutos desde que empezaste, y dices “No estoy tan mal”, y después vas aumentando el tiempo o la velocidad, hasta el punto en que ya lo disfrutas, y quieres ir por ese momento. No por la “previa” del trote, sino de trotar en sí mismo, cuando dices: Ay, qué estaba pensando! Me encanta salir a trotar!
    Si bajas o no de peso, depende de tu alimentación, pero aunque no bajes ni un gramo (como fue mi caso) una igual se siente fitness, más ágil.
    Cuántas veces sales a trotar, claramente depende de tus tiempos. Quizás empezar con un día a la semana, un sábado por la mañana o la tarde, está perfecto, mantener una rutina, así el día de mañana, dándose las circunstancias puedes ampliarlo, y no esperar a tener un horario más libre en 5 años más para comenzar.
    Pero todo depende de ti misma. De levantarte un día y decir: ok, lo voy a intentar, el resto viene solo. Así que: mucho éxito!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s