Los minos y el mundial

el

El mundial y su previa son sucesos prácticamente igual de entretenidos.

El ex canal del angelito y su cuenta regresiva de FALTAN 4 DÍAS… pone tan ansioso a mi marido y amigos, que parecen unos verdaderos niños esperando el estreno de cualquier película de Pixar.

Los hombres se ponen felices, no hay nada mejor para ellos que este show que ocurre cada cuatro años.

ImagenLas ventas de la camiseta de la roja suben hasta el cielo y los comerciales en la tv, onda 33 mineros llorando sangre, nos hacen emocionar hasta las lágrimas (y a otros nos emputece un poquito). El himno nacional nos parece todo un hit, nos caen bien todos los jugadores (excepto Jhonny Herrera) y hasta a Gary Medel le pediríamos que fuera padrino de bautizo de nuestros hijos.

Pero tengo un reclamo que hacer. ¿Qué es eso de ponerse el parche antes de la herida y pedirnos a nosotras las mujeres que “no los webiemos del 12 en delante”? 

¿Webiarlos de qué?

Yo a mis 32 años, tengo hartos mundiales en el cuerpo (sí, sonó como algo que diría la Kenita Larraín.) y soy hija de un fanático del fútbol, así que sé lo importante que es el mundial. De hecho nací en el 82, mundial de España, y como creían que sería “niñito varón”, mi primer regalo fue un par de zapatos de fútbol versión mini.

¿Con qué tipo de mujeres se casaron o pololean algunos que tienen que andar pidiendo que no los molesten? Es más, ¿Desde cuándo cresta se auto atribuyeron el fútbol como algo exclusivo de ustedes?

Mi abuela paterna era una mujer que entendía muchísimo de fútbol, fiel hincha de Ohiggins, me llevaba al estadio desde chica, y eso me hizo entender la importancia del fútbol.

Además el estadio es un lugar la raja  porque los garabatos se permiten a destajo. Era la única instancia donde a mis 10 años podía gritar “árbitro culiao” y nadie me decía nada. Escuchaba gritar a mi papá mil puteadas y después me miraba y me sonreía. Era el paraíso de la chuchá. Hermoso.

Cuando empiece el mundial, tendremos que soportar hombres idiotas si Chile se pierde un gol, pobre que hablemos durante el partido o pidamos un favor si no es en el entretiempo y se trate de algo como, ráscame la espalda (esto, sin dejar de mirar los avisos mundialeros.) O sea, ¿quién  webea? Los hombres. 

En el caso de mi marido, quien me negó rotundamente cuando me conoció que a él le gustara el fútbol, le gusta ver los partidos SOLO. Pocas veces lo ve con amigos y ver conmigo si quiera un amistoso no es opción. Y eso que yo algo entiendo de fútbol, pero como buena mujer intensa que soy, me gusta comentar las jugadas, hablar, reclamar, etc. Pues a mi señor esposo le gusta ver fútbol en silencio. ¿Quién es el mañoso? Él.

Si llegan a organizarse para ver jugar a Chile con un asado, empiezan desde temprano llamando por teléfono, encargando al que va al supermercado, el carbón, las chelas, las longanizas, etc.

Ya en la casa ad-portas de la preparación del asado: “Amor, dónde esta la fuentecita pa poner las cosas” “¿Tenemos algo para soplar el fuego?” “Gordita tráeme un paño de cocina” “Ponga a helar las cervezas porfa amor” “¿Se acabó la fanta”?

¿Quién molesta? Los hombres.

 Y ojo que cuando una quiere ver el partido más importante del certamen (ITALIA versus cualquier equipo) se enojan si uno comenta mientras los jugadores de la “azzurra” cantan el himno: “ctm son todos ricos estos weones” Pucha una es caliente, de nulo espíritu deportivo. Onda la FIFA nos va a sancionar por analizar el partido desde el punto de vista hormonal. ¿Quién le pone color? Los hombres.

Por lo demás hay muchas mujeres que son de verdad futboleras y están tan emocionadas como ustedes por ver el mundial.

Déjennos en paz a nosotras, que tendremos que aguantar gritos, olor a asado, miles de latas de cerveza por todas partes, llantos, euforia, casas llenas de amigotes, garabatos, programas mundialeros nefastos, maracas en la tele mostrando las tetas pintadas de blanco rojo y azul, tipos en la calle disfrazados de futbolistas, y lo peor de todo… a Carcuro, Solabarrieta y Mauriziano en la televisión (daño irreversible).

Disfruten el mundial y no desacrediten más a sus mujeres, porque nosotras buscaremos panoramas alternativos COMO SIEMPRE, podremos ver a los niños solas, COMO SIEMPRE, iremos a hacer las compras de la casa sin ustedes COMO SIEMPRE.

De verdad NADIE siente su ausencia en ese sagrado mes en que sus ojos se ponen cuadrados y su ánimo depende exclusivamente de Sampaoli.

Vamos Chile mierda!!! Que queremos felices a los HINCHAS (pelotas) de la casa. Imagen

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. toda la razón… en mi caso vi todos los partidos que pude (fuera de mi horario de trabajo) y también a los jugadores de equipos como Italia, aunque ahora se sumaron otros minos de esos paises ex-union soviética 😀
    Saludos~

  2. La Pelu dice:

    aajajaajajaj me encantó!!!! yo adoro ver el futbol y me encanta el mundial… como soy media maría tres cocos me gustan más los “carretes” futboleros…..y tb opino desde las hormonas porque por la cresta que hay jugadores minos!….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s