Envidiosita

Si bien he declarado abiertamente que me enferma que la gente crea que a uno lo “envidian”, porque es una demostración de insensatez pensar que uno es tan macanudo que el resto quiere ser como uno, hay gente a la que la envidia se le sale por los poros.

Y acá quiero ser clara, no es que “Juanita” me tenga envidia o envidie a alguien en particular, Juanita ES ENVIDIOSA, siempre quiere lo que tiene el resto.

IMG_2121Me referiré a las mujeres envidiosas. No porque no hayan hombres envidiosos, sino que me topé con un par que superó todos los límites de lo aceptado. Y con esto quiero decir que estas ejemplares ni siquiera se preocupan de disimular que sufren por lo que no tienen ellas y sí su entorno.

La envidia se define como el “deseo de hacer o tener lo que otra persona tiene”, pero también significa un “sentimiento de tristeza o enojo que experimenta la persona que no tiene o desearía tener para sí sola algo que otra posee”. Me llamó mucho la atención, y a la vez me hizo sentido, que se relacione con un sentimiento de tristeza. O sea, esa POBRE Y TRISTE WEONA, no está contenta con su vida, con lo que es, o lo que tiene. Pobrecita mortal.

Investigué científicamente -falso, sólo me puse aguja y observadora en redes sociales, y escuchando conversaciones ajenas y lamentablemente teniendo un par de asuntos relacionados con cercanos- sobre las envidiosas, y usando una modalidad que me enseñó mi profesora Ina Goovie en el excelente taller de microcuentos, les presento:

“Mi decálogo sobre las minas envidiosas”.
(Mí decálogo weon. Mío. Al que no le guste escriba el suyo! Y deje de ser envidioso)

1.- La envidiosa suele ser patera.

Es chistoso incluso darse cuenta de cómo cambian la voz cuando se dirigen a alguien que es autoridad para ellas, como su jefe, su abuelita, su marido (porque suelen ser sumisas con los hombres), etc.

Son zalameras, pegotes, y les gusta aparentar ternura con el mundo en general, (awww),pero en el fondo odian a todos sus pares, sin importarles que sean amigas, hermanas, la hija, primas, etc.

Con las suegras son insoportables, las ensalzan en las redes sociales, hacen brindis  por ellas, cuando la verdad es que las detestan.

2.- En el fondo es una loser:

Nunca son las primeras del curso en el colegio, y lamentablemente siempre había una niña muy cercana a ellas que era más linda o más regia. Eso les pesaba. Trataban de juntarse con la que envidiaban y se decían sus amigas, pero eran capaces de robarle, de decirle que se veía bien aunque se viera espantosa. En la universidad se hacían las choras delante de los hombres pero cuando se trataba de un problema con una mujer, siempre perdían, porque la envidia las inhabilitaba para dar la pelea.

Jamás son mujeres exitosas, porque las envidiosas viven pendientes del resto, por lo que dejan pasar buenas oportunidades y nunca se superan. A lo más son empatadoras, pero no saben de triunfos propios.

3.- Es Neurótica (se come las uñas)

No todas las mujeres que se comen las uñas son envidiosas, pero sí toda envidiosa se come las uñas. Tienen las manos pa la cagá porque es algo que no pueden evitar.

Vi como una energúmena hacía un festín con esos pobres cueritos de sus dedos cuando vio entrar a una conocida que hace tiempo no veía, y que estaba estupenda. De hecho al día siguiente la ví con parche curita en el dedo índice.

Siempre serán neuróticas, aunque se metan a una religión, les de por la yoga, la onda zen, el feng shui, el wantán, la wea que sea.

4.- Generalmente es inculta y superficial

Con todo respeto hay que ser bien weonapara preocuparse de lo que tiene el otro y no tener espíritu de superación con una misma.

Están tan preocupadas de lo que hace el resto, que no tienen un segundo para leer, para ver documentales (sólo ven teleseries y de preferencia mexicanas), y menos para reflexionar de por qué están tan disgustadas con su vida. Si viajan, es al lugar de moda o al caribe, jamás pisarán un museo ni probarán la comida típica del lugar. No les interesa aprender nada más de lo que saben, salvo que la vecina se meta a un curso de fotografía, macramé, punto cruz, etc.

5.- No tiene una línea o estilo que la defina

Esto se explica porque siempre quieren ser como alguien. Cambian de look y opinión no porque quieran, sino que porque su envidia las obliga a tratar de ser otra persona. Son tremendamente copionas, nada se les ocurre a ellas, siempre toman ideas ajenas para celebrar cumpleaños, vestirse, incluso hablar. Es difícil regalarles algo porque no tienen un gusto definido, pero la solución para esto es pensar qué quiere uno para sí. Ella de seguro te lo va a envidiar atrozmente.

6.- Es Insegura

Si se llegan a probar ropa delante de alguien le preguntan ¿COMO ME VEO?, ¿DE VERDAD NO ME VEO GORDA?, ¿ME VEO BIEN? Puede que sepan que se ven bien pero la envidia anula hasta la apreciación de sí mismas.

En la Universidad daban una prueba y salían siempre con la sensación de que les había ido mal, “ME ECHÉ EL RAMO”, “ME SAQUÉ UN UNO”, y probablemente se sacaban un 6, pero como la de al lado se había sacado un 6.1, sufrían igual.

En el trabajo siempre sospechan que las van a despedir, y tratan de ser cercanas al jefe para asegurar sus puestos de trabajo, cuando bastaría con que lo hicieran bien y punto.

7.- Vive a dieta

Suelen pensar que son peores que otra por tener kilos de más(y a veces son estupendas y lindas, pero la tontera puede más siempre). Esto también es producto de la falta de neuronas que hay que tener para ser envidiosa. Porque no se cuidan en la alimentación por vivir mejor, verse mejor y ser más sanas, no señores, lo hacen para el resto.

Se visten para otras mujeres, y pierden la noción de si a ellas les gusta cómo le queda una prenda determinada.

De hecho si la moda o la tendencia del resto fuera ser gordas, engordarían.

8.- Suele tener madre más estupenda que ella, o por lo menos más flaca.

Y esto es la desgracia máxima para ellas. Que les digan que tienen el mal de la lagartija (la mamá más rica que la hija) es la humillación más terrible del mundo. Ni hablar de usar la misma talla que la mamá. Eso es pa matarse y ponerse a tomar pastillas para los nervios, la ira, la ansiedad, etc. (y llorar por supuesto)

9.- Es extremadamente celosa.

Siempre creen que todas andan detrás de su pololo, marido, lo que estén comiéndose en general (aunque se trate de un ejemplar parecido al vocalista de Babasónicos). Acá el hombre, ese pobre tipo que es la pareja de la envidiosa, no da motivo alguno para que sienta celos de él. (Dejo afuera los casos de hombres que sí son unos frescosctms).

En más de alguna oportunidad debe haberlo celado delante de mucha gente, tal vez le ofreció combos a la sospechosa de pellizcarle la uva, y probablemente piense que la que le miró al mino es más flaca y por ese hecho la detesta.

10.- Son solitarias pero no por opción:

No es que les guste estar solas, pero no son de muchas amigas, y no por mala suerte, sino que las potenciales amigas se alejan. La envidiosa además corretea a las amigas lindas, exitosas, delgadas, felices. A la envidiosa le acomoda la desgracia ajena, la hace sentir superior, y el hecho de que le pidan ayuda las posiciona como “diosas”…ENVI-DIOSAS.

BONUS EXTRA

11.- Se convierten en la “apoderada odiosa” si son madres

Que lata pensar en toparme con la apoderada que es tan envidiosa que trata de proyectarse en su hija o hijo. Esas que participan en todo, sufren si a su pupilo (a) le hacen “bullyng” (que nunca lo es, pero ellas exageran todo), esas que se enemistan con las compañeritas de la hija si no le llegan a invitar a la cría al cumpleaños, o si faltan a la fiesta de quince.

Que agote!Las mujeres envidiosas son seres poco interesantes en todo aspecto. A mí, personalmente, no me gustan, jamás tendría amigas envidiosas, y si me han tocado envidiosas en la vida ha sido única y exclusivamente  porque me las topé en algún lugar del que no he podido salir corriendo. Pero hoy tomo distancia de estos seres, y las evito lo más posible. Me asustan y me provocan un desprecio y lástima enorme.

Así que para ellas, LERU LERUUUUUUUUUU! Mátense de la envidia entre ustedes, y dejen tranquila a la humanidad.

Anuncios

11 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Seca!!!
    Yo pienso igual Siento pena-desprecio por las envidiosas. Huyo de ellas, pero a veces es como que andan everywhere!!! jajajaja
    Cariños de Valpo

  2. encontré muy acertado tu decálogo, quizás hayan más detalles, pero está bien completico chica. Besos

  3. Claudia Herrera dice:

    Excelente decálogo y el bonus extra también…. me encanta lo que escribes… gracias por hacerme reir… me alegras el dia…
    Cariños
    Claudia

  4. me encanto tu post. El decalogo esta perfecto, no podía ser mas preciso 🙂

  5. Tricia dice:

    aunque trato de no generalizar ni encasillar a personas dentro de un decálogo o lo que sea, es notable tu poder de observación, me reí mucho y claramente hay muchas personas que caen en alguna de tus agudas y sarcásticas categorías, quizás uno mismo, no sé, creo que todos en algún momento podemos sentir envidia de alguien.
    Punto aparte, mil razón en eso de que (uno mismo) cambia la voz para dirigirse al jefe o alguna otra figura de autoridad, jejeje

    Saludos!

  6. Creo que te quedas corta: La envidiosa es capaz de aserruchar el piso a su compañera(o) de trabajo, para que nadie brille más que ella. Nada lo gana por méritos propios, sino que por argucia y malas artes. Saludos.

  7. Carmen dice:

    Gracias totales….Cariños

  8. Julieta dice:

    En pocas palabras se comporta como una adolescente.. y tienen como 30 las pateticas jaaajajaja saludos pame!!! 🙂

  9. mirepiscis dice:

    ctm! leí eso de las uñas y me preocupé dado mi síndrome de comérmelas y sacarme los cueritos, pero dps leí el resto y me relajé fiuuu!
    bueno, minas envidiosas hay y puta que molesta cuando son de tu propia familia y que no te zalamean sino que te pelan, te inventan weas y comentan mal de ti
    menos mal no las pesco y las tengo por allá, bien lejos, a la conchesumare
    saludos

  10. Roberto dice:

    Pame, eres muy asertiva siempre, hace rato que no pasaba por estos lados y no podia retirarme sin comentar lo geniales que son tus columnas

  11. Alejandra dice:

    Las peores, peores son las que creen que TOOOOODOOOO el mundo las envidia!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s