Cuando ser Pampita no basta

Sé que muchas pensaron parecido. “¿Se cagaron a la Pampita?, estoy hasta las cachas”.Yo también pensé lo mismo. Es que si un weón fue capaz de ponerle el gorro a semejante guachita, a mí me deben haber cagao, o me están cagando el triple. Pero a raíz de haber leído tantas veces lo mismo en Facebook,…