Basta

¿En qué momento la aceptación a los homosexuales se transformó en una especie de mérito? Es grave, casi tanto como quienes se declaran homofóbicos, aquellos que dicen que son tolerantes con los gays, pero que ojalá los mandaran a todos a una isla lejana. Tamaña imbecilidad se la he oído a tanto weón que sí merece…